Mejora tu calidad de Vida: noviembre 2011 z35W7z4v9z8w

Informacion sobre ley de atraccion. Recopilacion de pensamientos positivos

30 de noviembre de 2011

Descifrando el Aura



Alrededor de cualquier cuerpo existe un campo energético o aura; el contacto entre dos de estos campos produce una interacción de energías, a la que las vibraciones de los cristales aportan equilibrio y bienestar.

El aura rodea nuestro cuerpo formando un óvalo de luz en el que se distinguen tres capas sútiles: el cuerpo energético o etéreo, su función consiste en preservar la energía del cuerpo físico y nutrirlo con la energía que capta del cosmos o de otros cuerpos físicos, por ejemplo, los cristales.

El cuerpo emocional o astral, concentra la energía emocional y comunica al cuerpo físico las fluctuaciones emotivas o de los sentimientos que una persona experimenta. Las vibraciones de algunos cristales como el cuarzo rosa ejercen en él una influencia muy beneficiosa.

Cuerpo mental, rige y equilibra la interacción entre el cuerpo etéreo y el emocional, contiene los patrones de la realidad, de nuestras creencias y conducta. El cuarzo hialino, entre otros cristales tienen efectos muy positivos sobre el cuerpo mental.

Nuestra aura se equilibra o se desequilibra al entrar en contacto con la de otro cuerpo, dependiendo del tipo de energía que éste emita. Asimismo, las dolencias corporales se manifiestan como desequilibrios en el aura, que pueden ser contrarrestados con el efecto armónico de la energía cristalina.

Relación muy estrecha

Todos los seres vivos irradian energía, ésta forma alrededor un campo de luz, el aura, que los sentidos no pueden captar, de la misma forma que tampoco percibe el campo vibratorio de los cristales.

La irradiación del campo de energía de un cuerpo, a menudo esta afectado por órdenes físicos o psíquicos, busca otro campo de energía para restablecer su equilibrio, algo que fácilmente pueden proporcionar las armoniosas vibraciones de los cristales.

Otra vía de acceso al circuito energético del cuerpo humano es el sistema de chakras, que están ubicados a lo largo de la columna vertebral, funcionan como centros organizadores para la recepción, asimilación y transmisión de la energía vital.

Se denominan chakras - término que en sánscrito significa rueda o espiral - a cada una de estas ruedas que giran a determinadas frecuencias permitiendo el continuo flujo de energías por los meridianos del cuerpo, y en consecuencia, todas ellas inciden por igual, aunque de forma distinta, en el buen funcionamiento del sistema, ya que cada chakra se asocia a determinados órganos del cuerpo.

La acción de los chakras no se limita al ámbito de lo físico, sino que actúan como centros coordinadores del complicado sistema cuerpo-mente, formando un complejo sistema unificador que integra lo mental, lo corporal y lo espiritual.

Sigueme en tu email