Mejora tu calidad de Vida: calidad de vida z35W7z4v9z8w

Informacion sobre ley de atraccion. Recopilacion de pensamientos positivos

Mostrando entradas con la etiqueta calidad de vida. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta calidad de vida. Mostrar todas las entradas

15 de abril de 2012

Aprende a utilizar el Feng Shui


El Feng Shui es literalmente el arte de la decoración y la fluidez; un arte milenario chino según por el cual todos los espacios de la casa están cargados de energía.

Se trata de intentar canalizarla de forma adecuada para lograr un equilibrio en casa que incite al descanso y la mejora del sueño, en resumen, para disfrutar mejor de la vida.

Mantener los pasillos despejados, no tener aparatos eléctricos (como por ejemplo televisión) en los dormitorios ya que acaparan toda la energía e impiden el descanso, o dormir con la cabeza orientada al norte, son solo algunos de los consejos que esta tendencia oriental nos aporta.

Además adornos colgantes, como los móviles, atraen mucha energía positiva, lo que ayudará a un ambiente mucho más favorable.

Pero esto no es todo, el Feng Shui se rige por 10 normas, un decálogo que ayuda a crear espacios puros y confortables:

1. Acceso: El acceso, la entrada a la casa, define el punto por el que la energía entra. Se prefieren entornos muy amplios y limpios, sin obstaculos como por ejemplo demasiados muebles, que permitan que la energía entre y se distribuya mejor.

2. Ubicación: Nuestra casa debe estar situada en un lugar de tránsito, movimiento, con mucha luz natural, exposición, y sobre todo en un lugar amplio y visible.

3. Distribución interior: Se debe elegir un punto central. A partir de éste girará el resto de la casa, su distribución y decoración.

4. Orientación: El Feng Shui distingue cinco tipos básicos de energía que se corresponden con los puntos cardinales: fuego, tierra, metal, agua y madera. El fuego se corresponde con el sur, la madera con el este y sudeste, oeste y noroeste con el metal, el agua se corresponde con el norte, y el sudoeste y nordeste, con la tierra.

5. Austeridad: Di 'no' a los objetos inútiles, tira todo lo que no sea necesário para tu vida diaria.

6. Orden: Es totalmente imprescindible mantener el orden y la limpieza en el hogar. Esto es algo evidente para todos los hogares, no solo para esta filosofía oriental milenaria.

7. Color: El color influye mucho positiva o negativamente, y a la vez está relacionado con la orientación. Una fachada al sur, se verá beneficiada si es del color del fuego, es decir, rojo.

Si está al norte, será azul o negro. Para el este y sudeste, lo ideal es el verde, oeste y noroeste, debe estar dominado por el blanco, y por último el nordeste va ligado al color amarillo y en tonalidades tierra.

8. Iluminación: La energía en los ambientes también se consigue trasformandolos. La iluminación es una de las formas más fáciles de conseguirla. Lo más correcto es una adecuada iluminación natural para aprovechar todas las horas de luz del día, ya que esto tendrá una enorme incidencia sobre nuestro bienestar. Una vez llegada la noche, lo adecuado es iluminar el ambiente de foma suave; las velas son una buena opción para ello.

9. Decoración: No está ligada a ningún estilo determinado, sino más bien a una serie de ritmos, de armonías.

10. Cambio: Aludiendo a puntos anteriores, los ciclos de energía cambian, se renuevan con frecuencia. Es por esta misma razón, que la decoración y distribución del hogar deben registrar cambios con cierta periodicidad.

Otros consejos :

-Además del decálogo, el Feng Shui tiene una serie de normas más concretas, como por ejemplo:

-Las camas, o asientos en las habitaciones que no sean dormitorios, deben estar orientados de tal forma que se pueda ver la puerta.

-Las puertas de los baños han de mantenerse cerradas, y las tapas de los inodoros bajadas, para evitar que se escapen las oportunidades.

-No es aconsejable dormir bajo vigas, estantes, o estanterías.

-Deben tirarse las plantas secas, y no intentar revivirlas, ya que han perdido su vitalidad.

-Se han de evitar las puntas o esquinas, ya que apuntan de forma acusadora o agresiva a nivel inconsciente.

-Los 5 elementos de los que hablábamos han de estar presentes en la decoración del hogar, es decir: fuego, madera, metal, agua, y tierra.

-No es conveniente utilizar uno de los principios del Feng Shui de forma aislada, por ejemplo, no debemos pintar la puerta de rojo si el resto de la decoración no se corresponde con el resto de los principios orientales.(fuente)

10 de abril de 2012

Diego Verdaguer nos enseña como mejorar nuestra calidad de vida



Diego Verdaguer, cantante de 61 años el cual ha tenido una vida saludable y llena de amor. En esta ocasión conoceremos un poco acerca de su carrera y estilo de vida que lo mantienen joven.

27 de marzo de 2012

Mónica Chapiro nos enseña como lograr una vida longeva



Mónica Chapiro es un ejemplo a seguir para lograr una vida longeva, con salud física, mental y una apariencia joven.En este reportaje nos cuenta un poco de los hábitos que le han ayudado a tener esta vida plena. A sus 50 años, Mónica se siente mejor que a sus 30.

21 de marzo de 2012

Entrevista a Sharon M. Koenig : autora del libro 'Los ciclos del alma'


Según la escritora Sharon M. Koenig las personas tenemos 60.000 pensamientos al día y la mayoría son negativos". Ella asegura que en estos momentos de crisis es necesaria más espiritualidad

Sharon M. Koenig (Puerto Rico, 1962) se describe como una comunicadora y agente de cambios. Sus reflexiones sobre la evolución espiritual del ser humano las ha redactado en el libro 'Los ciclos del alma' (Ediciones Obelisco).

¿Conoces el propósito de tu existencia? ¿Sabes quién eres y hacia dónde te diriges?

Son algunas de las grandes cuestiones que la autora desgrana en su libro y que considera que en estos tiempos de crisis económica falta más espiritualidad, además de vivir de una forma más auténtica.

-¿Cuál es el propósito del libro 'Los ciclos del alma'?

Yo no soy ninguna motivadora ni gurú, el libro no es religioso en el sentido que no estoy promoviendo un movimiento y una religión. Al contrario, lo que pretendo es que cada uno encuentre su Dios interior sin importar la religión.

- ¿Cuáles son estos ciclos del alma que comenta en el libro?

No pretendo hacer una disertación complicada de física sobre los ciclos, simplemente llamo la atención a las personas de que hay un orden en este planeta. Hay algo más grande que nosotros y que los problemas diarios.

- ¿En qué ciclo estamos ahora?

La naturaleza tiene ciclos. Posiblemente estamos pasando un invierno y para pasar a la primavera tenemos que trabajar conjuntamente y saber lo que no funciona.

- Usted también comenta en el libro que tenemos que desprogramar nuestro ‘yo contaminado’ de lo que no somos. ¿Uno de los problemas existenciales del ser humano es que no sabe vivir de forma auténtica?

Es el problema más grande. Creemos que somos lo que nos dijo la sociedad, lo que esperan de nosotros, y entonces pasamos mucho tiempo tratando de impresionar a otros o buscando la aprobación del grupo dónde vivimos. Si no actuó de esa forma aunque sea incorrecta no soy aprobado.

- ¿Cómo se puede vivir de forma más auténtica?

La integridad, es algo más grande que los demás, no dependes de los demás y nadie puede manipularte.

- En estos momentos, ¿cree que más ante un situación profunda de crisis económica estamos ante un gran cambio de ciclo?

Sí, es un gran cambio porque la crisis exterior lo único que muestra es una crisis interior individual de cada uno de nosotros, y se suma como un gran masa que se refleja.

- ¿Cuál es esta crisis interior?

El vacío espiritual, no tener propósitos, no saber hacia dónde vamos, no ayudar al que está al lado, pensar que vamos a estar aquí viviendo para toda la vida y no haciendo lo que venimos a hacer.

- ¿Cree que unos de los grandes problemas de esta crisis actual es la falta de espiritualidad?

Sí. La ley de la compensación indica que la naturaleza busca el balance, cuando hay demasiado de algo la naturaleza la quita y al revés. Ahora con la crisis lo que estamos perdiendo es nuestra seguridad y lo que creemos que es importante.

- ¿Con la crisis también somos más pesimistas?

Según estudios científicos, se estima que tenemos unos 60.000 pensamientos diarios y la mayoría son negativos, repetitivos y del pasado. No nos damos cuenta. Lo único que yo digo es que como ya te conoces y sabes que no pensamientos eres tú pues puedes observarlos y dejarlos pasar.

- Entonces hay que hacer borrón y cuenta nueva. ¿Los cambios de los ciclos también conllevan un cambio de valores?

Tenemos que retomar los valores originales. Lo que yo propongo en el libro es que cuando se pasa una gran crisis no esperemos a que pase lo peor sino que alineémonos antes de que llegue esa gran catástrofe. Por lo menos podemos aprender a estar en paz para tomar mejores elecciones que no estén basadas en nuestro pasado y en el miedo.

- ¿Cada cuánto tiempo se suceden estos ciclos?

Según el filósofo austriaco, Rudolph Steiner, los seres humanos vivimos diferentes etapas que se organizan en ciclos de nueve años.

- ¿Y qué sucede pasado este tiempo?

Al acabar cada ciclo de nueve años experimentamos un gran cambio.

-En el libro también trata los mitos del dinero. ¿Qué me dice de tópicos como si el dinero da la felicidad?

En mi vida he estado en los dos lados, he tenido mucho y poco dinero. La abundancia es realmente agradecer lo que tienes y estar feliz con lo que tienes.

Platón dice: “La pobreza no viene por la disminución de las riquezas, sino por la multiplicación de los deseos”. Hay que agradecer lo que tienes en ese momento, y si lo material no es lo que te da la felicidad al perderlo tampoco te la deba quitar. El dinero no es malo.

- Ahora viene la pregunta del millón. ¿Cómo podemos conocernos más a nosotros mismos?

Mi secreto es Dios. Como no somos auténticos queremos copiar pero en nuestro interior tenemos una semilla que no podemos cambiar y es el diseño de lo que somos. Lo que hay que hacer es permitir que salga. Una vez el secreto de todo esto es que el ser humano tiene la voluntad por medio del libre albedrío.

- ¿Y cuál es nuestra existencia?

Somos un cuerpo, que es un avatar, un alma que usa este cuerpo para estar en este ambiente inhóspito, y una mente que es una especie de GPS que trabaja con un archivo.

- En su caso, ¿ha encontrado el propósito de su vida?

El propósito sí lo he encontrado, me siento muy bien aunque este propósito puede variar. El propósito es como una herramienta, no tiene que ser algo muy grande, a lo mejor tu propósito hoy es ayudar a tu amigo. Hay personas que dejan unos legados muy grandes pero todos tenemos un propósito en esta vida.

13 de marzo de 2012

¿Sabìas que la ambición reduce la esperanza de vida ?

                                        

Generalmente la ambición es aceptada como un requisito previo para el éxito, no deja de ser ampliamente vista como una mala palabra. Entonces, ¿es una virtud o un vicio?.

Según una nueva investigación, aunque la ambición puede ayudarte a conseguir una educación de mayor prestigio y éxito empresarial, puede que no te haga más feliz en el largo plazo. Muchos 'vagos' sin tenacidad pueden ser igual de felices y, de hecho, vivir más tiempo.

El estudio fue dirigido por Timothy Judge, profesor de Gestión de la Escuela de Negocios Mendoza de la Universidad de Notre Dame.
Dijo que los científicos sociales tienden a hacer frecuentes referencias a la ambición, sin realmente tratar de explicar el concepto.

En respuesta, él ha estudiado datos de seguimiento de las vidas de más de 700 personas durante más de siete décadas, en un intento por crear un mejor entendimiento de cómo la ambición moldea nuestras vidas.

Los resultados del estudio On the value of aiming high: The causes and consequences of ambition (Sobre el valor de apuntar alto: Las causas y consecuencias de la ambición) lo sorprendieron, dijo. Hubo una correlación más fuerte de lo esperada entre la ambición y el éxito educativo y profesional.

Pero quienes llevaban vidas exitosas en este sentido no eran, a pesar de lo que cabría esperar, marcadamente más felices, ni vivían más tiempo. Y aquellos cuyos logros no correspondían con sus ambiciones vivían de manera menos feliz, y morían antes.

¿La lección? Por un lado, “si tienes grandes aspiraciones, es mejor que las cumplas”, dijo Judge.

La investigación, que se publicará en el Journal of Applied Psychology, analizó datos del estudio Terman Life-Cycle, una investigación que describe la vida de cientos de estadounidenses “altamente capacitados” a partir de 1922, cuando los sujetos eran niños y siguiéndolos hasta que tenían 70 años.

Algunos de los participantes estudiaron en las mejores universidades del mundo y tuvieron carreras impresionantes, mientras que otros tuvieron logros modestos.

Los participantes 'ambiciosos' —a juzgar por las descripciones proporcionadas durante su juventud por los propios sujetos y por sus padres— eran claramente más exitosos en lo material, asistieron a universidades destacadas, trabajaban en ocupaciones más prestigiosas y ganaban salarios más altos.

Pero a pesar de que parecían “tenerlo todo”, dijo Judge, no tuvieron éxito en términos de las que podrían considerarse las variables más importantes: la felicidad y la longevidad.

“A pesar de que la gente ambiciosa debería tener la vida más feliz del mundo debido a que consiguieron tanto, eran sólo ligeramente más felices que los 'vagos', y vivieron durante casi la misma extensión de tiempo. Pero cuando su ambición no consiguió traducirse en éxito laboral, en ese caso, eran significativamente más propensos a morir antes que las personas menos ambiciosas.

Si bien el estudio no analizó las razones de esto, Judge cree que, a pesar de su éxito material, los ambiciosos eran sólo insignificantemente más felices porque experimentan una constante insatisfacción.

“La ambición, por definición, hace que la gente eleve sus metas y sus aspiraciones”, dijo. “Si tienes las metas más altas del mundo siempre vas a percibirte como incapaz. Es como Sísifo empujando la piedra hacia arriba de la colina, una sed que no puede ser saciada”.

Una de las limitaciones que el estudio señaló fue que la muestra de la investigación consistió sólo en individuos inteligentes, inicialmente criados en California, Estados Unidos, cuya carrera laboral alcanzó su punto máximo hace medio siglo.

El documento añade: “Es difícil saber si los resultados observados aquí se generalizan a otras muestras de individuos” (como otras generaciones).

El estudio dice mucho acerca de las consecuencias de la ambición, pero ¿qué hay acerca de las causas? La investigación sugirió que tenía fundamentos tanto de “naturaleza” como de “crianza”.

“Encontramos ambición presente en niños que eran realmente conscientes e inteligentes”, dijo Judge. Pero también era frecuente entre los niños de padres con ocupaciones prestigiosas.

Entonces, ¿niños ambiciosos o no? Sabiendo entonces que la ambición tiene sus inconvenientes, y puede hasta cierto punto ser “asesorada”, ¿debe ser alentada?

“Sí”, dice Judge, con ciertas salvedades. “No creo que debamos desenfatizar la ambición. Es muy importante tanto para los individuos como para las economías. Pero también tenemos que estar conscientes de los límites que tenemos”, dijo.

“Si queremos inculcar la ambición en nuestros niños, debe ser para bien, pero tenemos que darnos cuenta de que eso no va a completar su vida. No les va a dar todas las habilidades que necesitan y conducir a los resultados que más podrían interesarnos, que son: su felicidad, su bienestar y su longevidad”.

El contrapeso a la ambición era la gratitud por lo que se tiene, una cualidad que a menudo parecía olvidada por la sociedad, dijo Judge. “Esa sería la lección para los ambiciosos: recordar detenerse por un momento, hacer un balance de todo lo que han logrado y ser felices con eso”.

fuente:(CNN)

Sigueme en tu email