Mejora tu calidad de Vida: dietas z35W7z4v9z8w

Informacion sobre ley de atraccion. Recopilacion de pensamientos positivos

Mostrando entradas con la etiqueta dietas. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta dietas. Mostrar todas las entradas

2 de mayo de 2012

'Dieta del sueño' : nuevo método de adelgazamiento


Despedirse de las calorías y perder peso de una forma que ni se podría imaginar. Cuanto más se duerme, mejor, según afirman los científicos estadounidenses presentando un nuevo método de adelgazamiento.

Una 'dieta del sueño' podría ser la mejor solución para los que tienen tendencia a engordar. El estudio muestra, que dormir por la noche menos de siete horas parece "animar" a los genes que causan el aumento de peso, mientras que el sueño que dura más de nueve horas los suprime.

Para realizar su investigación, los científicos analizaron más de 1.000 pares de gemelos, tanto idénticos como no idénticos.

Se reveló que sólo los gemelos idénticos comparten exactamente los mismos genes y las diferencias entre ellos permitieron a los científicos determinar que el aumento de peso se debe más a factores ambientales, que hereditarios.

Según el doctor Nathaniel Watson, quien dirigió la investigación, el estudio sugiere que el sueño más corto proporciona un ambiente más permisivo para la expresión de genes relacionados con la obesidad.

"La sociedad moderna, con su tecnología en todas partes, a menudo puede causar desalineación entre la necesidad del sueño y la actualización del mismo. Se están acumulando pruebas de que la reducción crónica de las horas de sueño está vinculara con la obesidad", se escribe en el artículo de los científicos, publicado en la revista Sleep.

Además, se afirma que la falta de sueño puede influir en el peso al afectar a las hormonas y al metabolismo.

25 de abril de 2012

Falsas creencias sobre las dietas

Si estás pensando en hacer dieta, es importante que tengas en cuenta algunas de las falsas creencias más extendidas en lo que a la alimentación se refiere. Descubre muchas de las costumbres que intentamos evitar a la hora de cuidar nuestra figura carecen, en realidad, de fundamento:

1. El pan engorda: No es cierto. ¿Cuántas veces has escuchado eso de «yo no como pan porque engorda»? Pues olvídate. La nutricionista Gretel Cabrera, responsable del área de Alimentación y Nutrición de la Confederación de Consumidores y Usuarios (CECU), asegura que «aunque cuando la gente se pone a dieta lo primero que hace es quitarse el pan, esta costumbre no tiene mucho sentido».

Según la experta, «lógicamente el pan tiene un aporte calórico, pues está constiuido de cereales, pero lo que realmente engorda es la salsa en la que lo mojamos». Según nos explica, no es el pan lo que engorda, sino el hecho de que tenerlo sobre la mesa aumentará las posibilidades de que sucumbamos a esa rica salsa que acompaña nuestros planos y con eso sí acabemos engordando. «Si cuidamos los acompañamientos, se puede comer con pan perfectamente, pues el hecho de que lo incorporemos a la dieta no nos engordará más». Eso sí, Cabrera nos recomienda saber qué tipo de pan comemos: «El pan de molde, por ejemplo, tiene más calorías».

2. Suplementos alimenticios, solo si de verdad son necesarios: Hay quien, de manera casi aleatoria, decide suprimir ciertos complementos básicos de la dieta y sustituirlos por complementos alimenticios que faciliten los aportes vitamínicos de alimentos que son fundamentales. La nutricionista Gretel Cabrera considera, no obstante, que «hay que valorar los suplementos desde otra óptica. Si pasas por un periódo de embarazo o convalecencia y requieres nutrientes, necesitarás un complemento que te ayude, pero muchas veces utilizamos erróneamente este tipo de pastillas en lugar de cambiar nuestros hábitos de vida y de consumo».

3. Prohibido mezclar hidratos y proteínas: Falso. «Lo que conseguimos con este tipo de costumbres es perder peso en poco tiempo, dado que dejamos de comer calorías». La experta considera, por ello, que hacer una dieta disociada nunca será la mejor manera de adelgazar. «El objetivo de toda dieta debería ser llevar una vida sana, cambiar nuestra rutina de alimentación, aprender a comer bien...Las dietas disociadas son las más famosas y tienen muchísimos seguidores, pero a la larga no conseguirás lo que buscas».

4. El agua engorda si la bebes durante las comidas: Falso. El agua es un alimento acalórico, es decir, no aporta calorías. Según un informe de CECU en este sentido, beber agua antes de las comidas aumenta la sensación de saciedad, por lo que es recomendable beberla si estamos haciendo dieta y nuestro objetivo es sentirnos más saciados.

5. Fin a los dulces y a los caprichos: Tampoco hace falta renunciar a los pequeños placeres de la vida si queremos ponernos a tono. Según la experta, «para hacer dieta no es indispensable renunciar a cosas que te gusten, ni siquiera a los dulces, a los helados o a un plato de pasta con salsa bolognesa. Lo realmente necesario es plantearnos otro tipo de vida en la que estemos mucho más activos y adquiramos unos hábitos más saludables». Si conseguimos esto, podremos estar delgados incluso comiendo chocolate.

6. Las frutas ácidas adelgazan: No es cierto. Para Gretel Cabera, este mito «está asociado a los productos de limpieza, que siempre han asociado alimentos como el limón a acciones desengrasantes». «No existe ningún alimento que tenga la función de adelgazar».

7. Los productos integrales adelgazan: Es cierto, como explica Cabrera, que los productos integrales son ricos en fibra y producen una mayor sensación de saciedad que otro tipo de alimentos. Por ello, «si queremos estar saciados siempre será mejor comer pan integral que pan normal, o pastas integrales, puesto que comeremos una cantidad menor al estar más llenos». Pero en ningún caso los productos integrales facilitan la pérdida de peso: «podremos adelgazar si reducimos las cantidades, pero nunca comiendo un tipo de alimento determinado».

8. Prohibido comer carbohidratos de noche: Otro falso mito. De hecho, la experta no sabe de dónde sale está leyenda urbana tan extendida. «Como en los casos anteriores, lo único que debemos hacer es reducir las cantidades, sobre todo por la noche, puesto que no vamos a consumir energía». Sin embargo, asegura que, al igual que las frutas, «los hidratos de carbono están permitidos por la noche. Solo hay que intentar hacer una comida menos copiosa, pues no utilizaremos ese aporte de energía de manera inmediata si nos vamos a la cama».

9. Los productos light adelgazan: Según las recomendaciones de CECU, un producto light es aquel al que se le han reducido los aportes calóricos. Esto significa que estos alimentos engordarán menos que el resto pero, en ninguno de los caso, mejorarán nuestra figura.

10. Saltarse una comida adelgaza: También es falso. De hecho, saltarse una comida es un mal hábito de vida que puede acabar por salirnos caro. Además, es posible que incremente en gran medida el hambre y acabemos comiendo de manera descontrolada durante la siguiente comida, consiguiendo precisamente lo contrario que nos proponíamos.

En definitiva, y según la experta de CECU, «es un completo error hacer dieta poco antes del verano para conseguir un cuerpo perfecto. La única clave que funciona si queremos estar a tono en los meses de calor es comenzar a cuidarnos desde el verano anterior. Solo modificando nuestras rutinas y nuestras costumbres conseguiremos un buen cuerpo y una vida saludable».(fuente)

9 de febrero de 2012

Chocolate: la mejor receta para adelgazar.

                                  

Los investigadores de la Universidad de Tel Aviv encontraron que un desayuno de 600 calorías, que incluya un postre dulce, además de otros carbohidratos y proteínas, puede ayudar a perder más peso y a mantener esa pérdida a largo plazo.

La clave, afirma el estudio, es permitirse esos gustos en la mañana cuando el metabolismo está más activo. Y mantener el consumo calórico diario en 1.600 para los hombres y 1.400 para las mujeres.

En el estudio de 32 semanas participaron 193 individuos clínicamente obesos, ninguno de los cuales sufría diabetes.
Los participantes fueron divididos en dos grupos. Ambos debían consumir el mismo número de calorías diarias: 1.600 los hombres y 1.400 las mujeres.

El primer grupo debía seguir durante el período de estudio una dieta baja en carbohidratos que incluía un desayuno de 300 calorías.

Al segundo grupo se le dio la dieta alta en proteínas y carbohidratos y con un desayuno de 600 calorías que debía incluir todos los días un postre, como pastel, chocolate o galletas.

Los investigadores hicieron un seguimiento durante varios periodos del peso que iban perdiendo los participantes.
Encontraron que a mitad del estudio, ambos grupos habían perdido, en promedio, 15 kilos por persona.

Pero en la segunda parte del estudio "los resultados cambiaron drásticamente", dicen los científicos.

"Esto muestra que para que una dieta pueda adoptarse y formar parte de un nuevo estilo de vida, debe ser realista. Para tener éxito en la pérdida de peso corporal es mejor reducir las ansias por comer que pasar privaciones "
Prof. Daniela Jakubowicz

"Los participantes en el grupo de bajos carbohidratos volvieron a aumentar de peso, en promedio 10 kilos por persona, pero los participantes en el grupo de los desayunos abundantes perdieron otros 7 kilos cada uno", agregan.

Y al final de las 32 semanas, los que habían consumido los desayunos de 600 calorías habían perdido en promedio cada uno 18 kilos más que los individuos del otro grupo.

La profesora Jakubowicz cree que la explicación de este sorprende resultado está en una hormona, llamada ghrelina, que se encarga de regular el apetito, la cual puede "aplacarse" con una combinación adecuada de proteínas y azúcar.

"El alimento matutino provee energía para las tareas del día, ayuda al funcionamiento cerebral y reactiva el metabolismo, lo cual lo convierte en parte crucial de la pérdida y mantenimiento del peso corporal", explica la investigadora.

"Y el desayuno es el alimento que regula más exitosamente a la ghrelina".

"Aunque el nivel de ghrelina se incrementa antes de cada comida, puede quedar suprimido de forma más efectiva durante el desayuno", agrega.

Esta supresión parece también aliviar las ansias por el azúcar y otros carbohidratos "vacíos".

La dietas que son altamente restringidas y que prohíben estos alimentos son, al principio, efectivas. Pero a menudo causan que la persona a dieta pierda su fuerza de voluntad debido a los "síntomas de abstinencia" de azúcares y grasas. Y al final, terminan aumentando mucho más peso del que lograron perder durante la dieta.

1 de agosto de 2011

Bajar mucho peso por semana puede perjudicar la salud de nuestro corazón



La mayoría de mujeres que se ponen a dieta no sufren obesidad.

Adelgazar en verano se ha convertido en la obsesión de nuestro tiempo y no es de extrañar, pues en España el 37, 65% de la población padece sobrepeso y el 16% sufre obesidad. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), en todo el mundo hay más de 1.000 millones de adultos con sobrepeso y de éstos, 300 millones son obesos.

La mayoría no emplea medidas para adelgazar que beneficien a su salud A pesar de que este factor de riesgo cardiovascular es muy habitual y conviene reducirlo, la Fundación Española del Corazón (FEC) recuerda los riesgos que pueden suponer algunas dietas para el cuidado de nuestro corazón y ofrecer algunas recomendaciones adecuadas.

La mayoría de la población no emplea medidas para adelgazar que beneficien a su salud. El afán por compensar rápidamente, en unos días o semanas, los errores de meses o años hacen que un gran número de personas se obsesionen con perder peso a toda costa, sin control y confiando en información muchas veces sin fundamento, sin garantizar la pérdida de peso ni los beneficios para su salud.

Es importante tomárselo con calma y desconfiar de las dietas en las que se pierde más de 1 kilo por semana.

Entre las dietas más populares actualmente, encontramos las pobres en proteínas, basadas en la pérdida de peso a expensas de la masa muscular y de las proteínas pudiendo tener consecuencias negativas sobre el corazón.

Por otro lado, las dietas ricas en proteínas y pobres en hidratos de carbono ofrecen resultados rápidos basados en carne, huevos y otros alimentos hiperproteicos dejando fuera los alimentos ricos en hidratos de carbono, como las patatas, las verduras, las frutas, las hortalizas y los cereales. Estas dietas pueden provocar deshidratación y elevar los niveles de colesterol, factores de riesgo cardiovascular.

La obesidad es, sin duda, un factor de riesgo para nuestro corazón, ya que favorece la aparición o potenciación de otros factores de riesgo como la diabetes, la hipertensión o la alteración de los lípidos (colesterol y triglicéridos).

Más allá de la predisposición familiar a ser obeso (factor genético) nuestra vida diaria sedentaria con una sobrealimentación excesiva en calorías, grasas saturadas y sal, sin horarios regulares, comiendo entre horas y saltando algunas de las 5 comidas diarias recomendadas (desayuno, media mañana, comida, merienda y cena), hace que, pese a que España es un país donde la dieta mediterránea es una tradición, el número de obesos ha aumentado notablemente, en especial entre los más jóvenes.

A dieta mejorando nuestra salud cardiovascular

La alimentación es fundamental para mantener sano el corazón. En ella se deben incluir alimentos con ciertas características, que permitan que el corazón y todo su sistema vascular funcionen de forma saludable.

22 de junio de 2011

Las Dietas más Conocidas Para Bajar de Peso

                                             

La dieta del milagro de cinco días es perfecta para la regulación del apetito, los antojos de alimentos, y los niveles de azúcar en la sangre

¿Te has preguntado cuáles son los mejores métodos para bajar de peso rápido? Tenga en cuenta que la pérdida de peso rápida no está destinada a ser para todos, estos son sólo para los sanos y los que entienden que estas son sólo soluciones temporales de pérdida de peso, estos no son para las mujeres embarazadas y los que no son aptos para perder peso de manera rápida.
Tres días de dieta

Las reclamaciones que usted puede perder 10 libras en sólo 3 días. El plan de dieta de tres días es ideal para cualquier persona que es capaz de adherirse a un plan de alimentación de 3 días religiosamente. Esto no está destinado a la pérdida de peso a largo plazo. Los posibles efectos secundarios: Sensación de debilidad y hambre.

Dieta Milagrosa de 5 días:

Se afirma que las libras desaparecerán por sí mismas. La dieta del milagro de cinco días es perfecta para la regulación del apetito, los antojos de alimentos, y los niveles de azúcar en la sangre. Esto no es para bajar de peso de por vida.

Siete días de dieta:

La Dieta de Siete Días es perfecta para perder peso antes de un acontecimiento importante, como un día de fiesta, cumpleaños, etc. Se Afirma que se puede perder 5 a 11 libras en una semana, es ideal para cualquiera que esté interesado en la desintoxicación de su cuerpo durante una semana, esto está destinado a ser a corto plazo.

Dieta Vinagre de manzana:

Esto hace la afirmación de que usted puede perder peso, pero en realidad, esta dieta no es buena para nadie, no hay evidencia actual para demostrar que en realidad produzca la pérdida de peso.

Dieta de Sopa de col:

Se afirma que usted puede perder 10 libras en una semana, la Sopa de repollo es un plan de dieta ideal para perder peso antes de un acontecimiento importante. Esto claramente no es para todos.

Dieta llamada Comer como un Caveman:

Los reclamos de pérdida de peso rápida. Son ideales para todos los que buscan una forma eficaz de reducir la cantidad de alimentos procesados ​ ​ en la ingesta diaria de alimentos. Tenga en cuenta que este es un enfoque de una dieta muy restrictiva, ya que no se puede comer todos los tipos de alimentos que usted come normalmente.

Plan de dieta de toronja:

Este es un quemador rápido de peso con un programa de bajas calorías. Se afirma que usted puede perder 10 libras en sólo 12 días. Esto no es para usted si se encuentran en el rango de peso adecuado.

Hipnoterapia para bajar de peso:

Esto es excelente para bajar de peso rápido y la lucha contra el comer emocional. Esto hace que la afirmación de que usted puede perder 11 libras en dos semanas sea posible. Esta dieta es perfecta para comedores emocionales y cualquier persona que tiene dificultades para resistirse a los dulces.

Sigueme en tu email